Diseño sin título(1)

La venta de autos nuevos sufrió una caída de 7,5% durante el primer semestre en comparación con el año anterior. ¿Una noticia positiva o negativa para los chilenos? Conversamos con expertos en transporte y movilidad y estas fueron sus opiniones.

Jorge Heine, abogado y ex ministro de Estado de Chile: “La caída en las ventas de autos nuevos es una buena noticia. Las calles de Chile ya no dan más y los tacos y el smog son cada día peores. Todo indica, sin embargo, que esto no se debe a políticas a favor del transporte sustentable, que no las hay, sino que solo a la ralentización de la economía y al alza del dólar.

Gonzalo Stierling, director Fundación Ciclorecreovía: “Quizás hace 20 años, cuando el automóvil era aún un símbolo de progreso, el que hubiese cada vez más de ellos podía verse como algo deseable, pero ya evidenciado lo tremendamente ineficiente que es para moverse en la ciudad, el que su venta tienda a reducirse es, indudablemente, una buena y auspiciosa noticia.

Esperemos que una parte de esta baja pueda atribuirse a una mayor conciencia de la población sobre los daños que provoca el automóvil o, al menos, por una razón práctica: porque moverse en auto es cada vez más sinónimo de atochamientos, lentitud y estrés”.

“Veamos esto como una buena noticia y soñemos que, como en muchos lugares de Europa, cada vez más personas no se compran un auto en Chile no porque no puedan, sino porque no quieren hacerlo por razones ambientales, de salud (la bicicleta gana y gana terreno) o de eficiencia en sus traslados”.

Juan Carlos Muñoz, director Centro Desarrollo Urbano Sustentable (Cedeus): “Desde la perspectiva de los sistemas de transporte urbano, la preocupación es el uso del automóvil para viajes en que hay modos alternativos de menor impacto ambiental local y global como el transporte público y el no motorizado. Es muy importante que quienes poseemos un automóvil recibamos las señales (a través de incentivos económicos y regulación) que nos permitan internalizar los costos sociales que causamos al usar nuestros autos. Estos costos son muy importantes y no están para nada cubiertos mediante los impuestos a la gasolina o la patente de uso”.

“Urge que la autoridad introduzca políticas de tarificación vial, cobro más altor de estacionamientos, etc. y fomentar el cambio tecnológico a vehículos de menores o nulas emisiones. El planeta requiere reducir sus emisiones de carbono, y en esto el transporte urbano es un actor muy importante”.

Franco Basso, académico y doctor en Transportes y Logística: “Mi impresión es que esta tendencia se va a revertir en los próximos meses. En general para países como Chile, que todavía tienen tasa de motorización baja comparado con países OCDE, es posible esperar que todavía se pueda revertir el ritmo de venta de automóviles. El caso de esta cifra la atribuyo a expectativas económicas que han sido más baja de lo esperado, pero a medida que la economía se recupere la venta de autos nuevos también debería recuperarse. Además, mientras el sistema de transporte público sea siendo deficitario es difícil pensar que la compra de autos nuevos pueda detenerse”.

“Va a ser importante para evitar que esto siga aumentando de manera tan drástica las líneas de metro, particularmente la 7, 8 y 9, y la extensión de la línea 2 y 3, y la extensión de la línea 7 al Mall de La Dehesa, donde se ha demostrado que hay posibilidades de que la gente se baje del automóvil para andar en metro, pero la gente que se baja del auto para andar en bus es casi cero”.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

clear formSubmit