La iniciativa, el concepto y el espíritu de las Ciclovías Recreativas se expande al mundo generando cambios sin precedentes en el espacio público.

Si bien las Ciclovías Recreativas han estado cerradas por ya varias semanas, hemos tenido el gran consuelo en materias urbanas de que, en este mismo período, cambios vertiginosos y tremendamente positivos se están produciendo en el transporte y en el espacio público el cual, como prácticamente nunca antes, crecientemente se está devolviendo al peatón y al ciclista, los medios de transporte y recreación que, como ya es prácticamente es un consenso a nivel mundial, son los que el futuro del planeta y nuestra calidad de vida necesitan adoptar y masificar.

Primero fueron Bogotá, Berlín y muchas otras ciudades que dedicaron una parte de su capacidad vial a los ciclistas para que estos pudieran desplazarse con más fluidez y seguridad. Ahora es Madrid, que implementará iniciativas que, para nuestra alegría, ya se parecen mucho a lo que son las Ciclovías Recreativas: hará peatonales, los fines de semana, 23 de sus calles en todos los distritos de la ciudad.

Así es. Ante la necesidad ya evidente, masiva e imperiosa de más espacio para caminantes y deportistas, Madrid tendrá 19 kilómetros de vías para las personas, exclusivas para lo no motorizado, todos los sábados y domingos ¡durante todo el día! (de 8.00 a 22.00 hrs.). Como es natural, se exceptúan de la prohibición de ingreso los vehículos de emergencia y residentes, al igual que ocurre, hace años, cuando se llevan a cabo las Ciclovías Recreativas de Bogotá, Ciudad de México, Santiago, Rosario, Medellín, Puebla, Guadalajara, Ciudad de Panamá, Cali y en cientos de otras ciudades para las cuales el concepto de calles para la gente los fines de semana ya es parte de su patrimonio y tradición.

Felicitaciones a Madrid y nuestros buenos deseos para los madrileños, los cuales, desde ahora, podrán saber por qué las Ciclovías Recreativas son tan populares, masivas y valoradas en América y representan la imagen viva del tipo de ciudad al que debemos aspirar.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

clear formSubmit