Ciclovía Recreativa Medellin, Colombia
Aspectos técnicos
Los pasos básicos para desarrollar una Ciclovía Recreativa pueden resumirse en los siguientes 9 puntos:

  1. Voluntad política: verificar que existe la voluntad política para que se lleve a cabo la Ciclovía Recreativa y para tomar decisiones que inicialmente pueden generar cierto nivel de conflicto. Se incluye no solo a alcaldes o intendentes, si no también a autoridades con un carácter más técnico como encargados de tránsito o transporte público, pero cuya voluntad para aceptar el desarrollo de la actividad también es fundamental.
  2. Viabilidad técnica del proyecto: determinar que calles son técnicamente viables cerrar. En esta etapa, claves son aspectos tales como las características de las vías a cerrar (pendiente, estado del pavimento, etc); presencia de comercio e instalaciones que generan un exceso de circulación vehicular por las vías a ocupar y, por último, existencia de buenas alternativas viales para el flujo vehicular (especialmente para el transporte público) que será desviado durante el día y horario de desarrollo del evento.
  3. Viabilidad económica de la Ciclovía Recreativa: implementar una Ciclovía Recreativa implica una serie de gastos o inversiones que van desde la compra de muchos elementos, la contratación de servicios y el pago de honorarios que trabajará en la actividad, por lo que es fundamental verificar que se cuenta con los recuros (estatales o privados) para sostener la Ciclovía Recreativa por el período planificado para su operación.
  4. Elaboración proyecto técnico: elaborar y lograr la aprobación -por parte de los organismos correspondientes- de un proyecto técnico (no requiere ser complejo), el cual debe indicar fundamentalmente: circuito propuesto para la actividad; desvío o desvíos propuestos para el flujo vehicular motorizado; señalización temporal a ocupar; personal dispuesto para la actividad con su ubicación y funciones; medidas de mitigación o especiales a adoptar para asegurar que todo automovilista podrá salir y entrar a su residencia o al comercio u otras instalaciones y campaña de difusión a implementar.
  5. Comprometer otras actividades: planificar para llevar a cabo por parte propia o a cargo de terceros el desarrollo de actividades, activaciones e intervenciones en la Ciclovía Recreativa que le den a ésta aún mayor atractivo para los usuarios. Dentro de estas actividades pueden estar el desarrollo de actividades para niños, regalo de agua o fruta, préstamo de bicicletas o patines, etc.
  6. Reclutamiento y capacitación: El llamado para reclutar personal, seleccionarlo, capacitarlo y asignarle funciones o para comprometerlo por parte de otras instituciones, es fundamental, debiéndose poner especial énfasis en lograr un real compromiso del personal (sea voluntario o no) para no tomar livianamente una actividad que por sus características (se interactua de una u otra forma con el flujo vehicular) es particularmente importante que se desarrolle de manera responsable y rigurosa. Por otro lado, el personal debe comprometerse a ser puntual y constante pues se trata de una actividad que normalmente debe empezar a montarse muy temprano y cuyo desarrollo se extiende por varias horas, a veces con mucho sol, frío o lluvia. Este personal se encargará, entre otras cosas, de armar y desarmar el circuito de la Ciclovía Recreativa y de resguardar la seguridad durante el desarrollo de la actividad.
  7. Adquisición de elementos e insumos y contrato de servicios: Las principales adquisiciones y gastos en servicios en los que hay que incurrir para poner en marcha y posteriormente mantener la operación de una Ciclovía Recreativa, son los siguientes: adquisición de elementos de seguridad (conos, vallas, cintas, señales de tránsito, etc); compra de uniformes para el personal; contratación de bodegaje y fletes (para el traslado del material); gestión de seguros (cuando corresponda); elaboración de material de difusión (volantes, afiches);
  8. Desarrollo de la campaña de difusión: el inicio de una Ciclovía Recreativa debe necesariamente anunciarse y promocionarse. Lo anterior, tanto para convocar a los vecinos, público y habitantes de la ciudad en general, como también para poner sobreaviso a los automovilistas sobre las calles que no podrán ocupar durante el desarrollo de la actividad y los desvíos, que por ello, deberán utiulizar. La difusión puede hacerse por medio de entrega de volantes; postura de afiches y lienzos; mensajes en redes sociales; utilización de medios de comunicación masivos tradicionales (en lo posible) como radios, periódicos y televisión; aparición en medios locales de comunicación (periódicos barriales, radios regionales).
  9. Desarrollo y mantención de la actividad: implementación de la primera jornada asumiendo un tiempo de armado o montaje lo más amplio posible. Constante supervisión del personal y de su respeto de tiempos y tareas. Dar gran prioridad al aspecto seguridad y, específicamente, a que la Ciclovía Recreativa permanezca, efectivamente, libre de la circulación de vehículos motorizados solo exceptuando los casos inevitables en que los vecinos motorizados requieran entrar o salir de su casa, comercio, iglesia u otro, en automóvil. Evaluar la actividad y no relajarse para realizar la segunda jornada y siguientes.